Es irónico que tanta gente diga que “darían cualquier cosa por tener un poco más de tiempo”. El tiempo es una especie de igualador universal. Da igual que seas Batman, Bill Gates o Antonio Banderas, la diferencia no está en el tiempo que tiene cada uno, sino en lo que cada uno hace con su tiempo.

La inmensa mayoría de nosotros vivimos como si tuviéramos todo el tiempo del mundo, tiempo infinito, hasta que un día nos llevamos la sorpresa. Postergamos las cosas, nos tiramos en el sofá, y no hacemos nada por acercarnos a donde realmente queremos estar en la vida.

El tiempo es lo único que nunca vas a poder recuperar. Si tú malgastas dinero, y a los 50, 60 años te quedas pobre, siempre vas a tener alguna posibilidad de recuperarlo. Pero ¿qué pasará cuando tengas 70, 80 años, y hayas malgastado todo el tiempo que te dieron en su día?

Mientras duermes, el tiempo pasa. Mientras ves la televisión, el tiempo pasa. Quieras o no, el tiempo pasa. Tu tiempo se acaba y tienes que entender que cuando esto suceda, no habrá vuelta atrás.

Imagínate que cada día te dieran 1440 euros. Puedes hacer absolutamente lo que quieras con ellos, pero al final del día, el dinero que hayas gastado, te lo quitarán. Estoy absolutamente seguro de que no dejarías ni un solo euro en tu cuenta por la noche ¿verdad?

Cuando te levantas por la mañana, te dan 1440 minutos para que los gastes en lo que quieras. Puedes derrocharlos estando tirado en la cama, durmiendo, jugando a la xBox, o puedes invertirlos en tu formación, en tu salud, en tu familia, o simplemente ahorrarlos, y hacer las cosas bien para no tener que hacerlo otro día.

No sabemos (cuando moriremos), llegamos a pensar que la vida es un pozo inagotable. Sin embargo, todo sucede un número determinado de veces. ¿Cuántas veces más recordarás cierta tarde de tu infancia, una tarde tan profundamente parte de tu ser, que ni siquiera puedes concebir la vida sin ella? ¿Cuántas veces más verás la salida de la luna? Tal vez 20, y sin embargo, todo eso parece ilimitado. — Paul Bowles

No dejes que otros decidan sobre tu tiempo. El tiempo es lo más importante que tenemos. Lo único que realmente nos pertenece es el tiempo. Incluso aquel que no tiene nada, tiene tiempo.

ÉCHAME UNA MANO Y COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS!

Si te está gustando el artículo, compártelo con tus amigos para que me conozcan también!

SI TE ESTÁ GUSTANDO EL ARTÍCULO COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS EN 2 CLICKS!

Échame una mano y compártelo con tus amigos!